Cultural & Business Guide

¿Puedo presentarme?

Introduction

Uno de los consejos más frecuentes que obtiene un empresario antes de ir a China, es que es fundamental llevar toneladas de tarjetas de visita, sobre todo las escritas en chino.

¿Es esto verdad? Sin duda, todos en China tienen una tarjeta con los datos de contacto de su empresa o una personal. Por lo tanto, será vergonzoso si se te acaban tus tarjetas de visita.

Tarjetas de visita

Como muchos saben, los chinos tienen una actitud especial hacia las tarjetas de visita. Casi todos tienen una o más. Muchos chinos poseen la tarjeta de visita de su empresa. Sin embargo, pueden darte también una personal.

De todos modos, en el mundo de negocios la tarjeta de visita es imprescindible. Asegúrate de llevar contigo la cantidad suficiente para que no falten en ninguna de las reuniones que tengas programadas. Es también muy recomendable tener tanto la versión inglesa como la china, o simplemente tener una de las caras en inglés y la cara posterior en chino. La cuestión es que tu tarjeta de visita “china” puede ayudarte a romper el hielo, sobre todo si tienes un nombre chino: esto te permitirá llamar la atención de tu interlocutor.

Conexión digital

A los chinos les encanta estar en contacto, por lo que en los últimos años las tarjetas de visita han sido en parte digitalizadas, sobre todo entre la generación joven. QQ y el código QR de Weixin (Wechat) conectan a la gente con un escaneo y un click, sin riesgo de pérdida, como en el caso de la tarjeta de visita en papel.

En ciertas situaciones informales, como p. ej. un encuentro con amigos o un encuentro personal, tienes que tener a mano tu código QR que puede ser escaneado por tu socio. No se te olvide que la plataforma Wechat es frecuentemente usada como una manera rápida de comunicación e intercambio de información: incluida la información sobre los negocios o asuntos comerciales.

¡¿No tienen tarjeta de visita?! ¡Atención!

Alguna vez te puede pasar que un chino no tendrá una tarjeta de visita para intercambiar contigo. Esto pasa normalmente si la persona es un verdadero VIP y, por lo tanto, no necesita una tarjeta de visita ya que es bastante bien reconocida. En general, las personas verdaderamente responsables de la toma de decisiones permanecen en la trastienda y no tendrán un título puesto en su tarjeta de visita, tampoco van a presumir de su estatus. No te pongas nervioso y simplemente entrega tu tarjeta de visita con las dos manos como señal de respeto. Habrás encontrado ya la persona estratégica de la empresa.

¿Sello o firma?

La brecha cultural entre las mentalidades china y occidental se nota aún en el momento de firmar los acuerdos y contratos. El valor cultural de la firma es diferente, sabiendo que los chinos consideran este momento solo como una muestra de confianza para empezar una cooperación mutua y fiel. De todos modos, desde el punto de vista legal, lo fundamental es que el acuerdo contenga la información más válida. En países europeos, un contrato firmado por el representante legal de la empresa se considera un acuerdo válido, pero en China la firma en sí no tiene ninguna autoridad si no es validada por el Sello de la Empresa.

Un sello de la empresa es un sello obligatorio para cualquier empresa china registrada y tiene que ser registrado en la Oficina de Seguridad Pública.

Hay varios tipos de sellos, cada uno con su propósito específico. El más potente e importante es el sello de la empresa, usado normalmente para firmar documentos vinculantes oficiales. En general es redondo y puede ser rojo o azul. Además, contiene el nombre registrado de la empresa en la parte de arriba y suele ser encerrado: hay solo una persona que está encargada de sellar y dar cuenta de su uso.

Hay también otros tipos de sellos y, normalmente, cada departamento (sobre todo en las empresas grandes) tiene el suyo. Por lo tanto, tú también necesitarás un “Sello Financiero” para firmar cualquier transacción financiera, un “Sello de Contratos” para firmar contratos y un “Sello de Facturas” para validar recibos oficiales.

¿Es la presentación de tu empresa eficaz?

Cuando decides establecer contactos en el mercado chino, una de las cuestiones más importantes en la que tienes que pensar es cómo preparar materiales y documentos informativos de modo que sean atractivos para los chinos.

Recomendamos que aportes la información más completa en los catálogos, folletos y materiales informativos, para construirte tu propia “reputación” y “cara”: este valor se aprecia mucho entre los chinos (y no solamente en el ámbito de los negocios).

Además de la información más relevante, como la actividad principal, localización, volumen de negocios y sucursales, hay otros aspectos que pueden resultar importantes para tus socios chinos.

Si tu empresa tiene una larga historia, deberías recalcarlo: así serás considerado un socio digno de confianza. Puedes incluir también algunas imágenes del entorno de tu empresa.

Los méritos, como la información sobre cooperaciones pasadas y presentes, fotos de la dirección de alto nivel y los premios, deberían incluirse como maneras de construcción de la “cara” que vas a mostrar a tus futuros socios chinos.

En cuanto a los colores y diseños, es muy recomendable personalizarlos teniendo en cuenta el sector y el público meta: por ejemplo, si tratas con marcas de moda de alta calidad, puedes considerar la creación de la documentación con un diseño atrayente y novedoso. Los dos colores más favorables en la cultura china son el rojo y el dorado, así que puedes considerar usarlos mientras prepraras el material para tus socios. El rojo es el sinónimo del poder, autoridad y prosperidad, mientras el dorado históricamente simbolizaba a la familia imperial.

Obviamente, ¡todos los contenidos tienen que ser cuidadosamente traducidos al chino!

Bibliography

Kai-Alexander Schlevogt - The Art of Chinese Management: Theory, Evidence and Applications Publisher: Oxford University Press, USA | 2002-06-15 | ISBN: 0195136446

Chris Torrens, “Doing Business in China: A Guide to the Risks and the Rewards”, John Wiley & Sons Inc (13 July 2010)

Scott D. Seligman, “Chinese Business Etiquette: A Guide to Protocol, Manners, and Culture in the People's Republic of China” ,

James McGregor, “One Billion Customers: Lessons from the Front Lines of Doing Business in China”, Free Press; Reprint edition (2007)

External links

Project 2014-1-PL01-KA200-003591