Cultural & Business Guide

¡Aprobado!

Introduction

China es bien conocida por ser un país donde la calidad sigue siendo una opción. No necesariamente es verdad, pero sí que las compañías y fábricas chinas están en el proceso de elaboración de metodologías para garantizar alta calidad de productos y cumplir los requisitos de los compradores. Desde el punto de vista del comprador, si éste recibe un lote de productos dañados o de baja calidad, tendrá que presentar un reclamo al proveedor y el tiempo necesario para resolver este tipo de problemas puede ser demasiado largo. A veces no vale la pena correr el riesgo. Abajo tiene algunas sugerencias que le puedan ayudar evitar situaciones desagradables.

¿Es verdad que la calidad es algo opcional para los chinos?

Una de las cuestiones principales en los negocios con China es la calidad de productos. Muchas veces podemos escuchar noticias sobre la mala calidad de productos chinos por falta de cumplimiento de las normas, lo que hace las mercancías imposibles de usar o vender. ¿Cómo resolver este tipo de problemas, o deshacerse de ellos una vez por todas?

Una de las soluciones más sencillas y viables es poner las cosas muy claras en el contrato firmado por el proveedor. Le recomendamos hacer una lista de control para compartir. Además, cada una de las partes debería tener muestras de los productos finales. Todas las condiciones de entrega, junto con las regulaciones sobre productos defectuosos, garantías, reclamaciones y partes de repuesto deberían incluirse en el contrato con el proveedor.

Auditoría

Control de calidad es algo indispensable en nuestras relaciones con los proveedores, especialmente cuando la fábrica está muy lejos del negocio del comprador. En general, los proveedores chinos producen mercancías para una multitud de compradores, lo que significa que también pueden subcontratar la producción en períodos de sobrecarga. A veces este tipo de subcontratación causa problemas con la calidad. Una buena solución es organizar controles de calidad de manera regular durante el proceso de producción después de haber regulado las cuestiones más importantes, tales como la selección de material, las dimensiones, el color, la especificación técnica y la cantidad. Si es posible, el comprador debería pedir que se haga una prueba de preproducción en varios cientos de piezas para verificar la calidad de los productos y también para ver las capacidades productivas del proveedor frente a la cantidad pedida en el contrato.

Otra opción sería indicar de manera muy clara en el contrato que no se permite subcontratación.

Por último, si el pago se hace mediante una Carta de Crédito, uno de los requisitos debería ser el control de calidad en forma de auditoría.

Embalaje

El embalaje es otra cuestión problemática. Aquí no se trata simplemente de echar las mercancías en una caja, sino de un proceso sensible que influye en las ventas. Un producto dañado o defectuoso constituye un coste no deseado. Esta cuestión también está vinculada con el riesgo de gastar mucho tiempo y energía intentando resolver problemas y explicándole al proveedor que debería darnos recompensa por los daños al producto si las cosas no se habían indicado de manera explícita en el contrato.

Embalaje seguro ayuda a evitar varios problemas y debe ser negociado con el proveedor. El comprador puede solicitar algunas fotos de productos empaquetados antes de la transportación para ver si es suficiente para satisfacer las necesidades del cliente.

¿Productos dañados? ¿No es un problema?

Siempre es difícil arreglar los problemas surgidos a causa de productos defectuosos, por eso es muy importante definir bien el concepto de defecto y establecer el “nivel de tolerancia” para los defectos que puedan ocurrir en el proceso de producción. Todo tiene que indicarse claramente en el contrato.

El nivel de calidad de productos especificado en el contrato tiene que respetarse. Además, controles de calidad regulares pueden reducir el riesgo de reclamos o titubeos relacionados con el uso de repuestos.

No se olvide que los proveedores chinos muchas veces tienen márgenes de beneficio muy pequeños, por eso si el comprador solicita una recompensa por productos defectuosos es mucho más probable que se le ofrezca un descuento con el pedido siguiente o reemplazo de partes defectuosas que dinero. En este caso vale la pena saber quién cubre el coste del transporte, aduana y distribución.

Por lo general entonces es fundamental determinar los términos y condiciones de gestión de partes defectuosas, repuestos y recompensas antes de que empiece el proceso de producción.

Bibliography

XU JIN LIANG . HE XIN . CHEN BING . DENG, “Bank Guarantees and standby letters of credit and Case Studies” (Chinese Edition) - Foreign Economic and Trade University Press– September 2014

Rosemary Coates , 42 Rules for Sourcing and Manufacturing in China (2nd Edition): A Practical Handbook for Doing Business in China, Special Economic Zones, Factory Tours and Manufacturing Quality , Super Star Press (July 19, 2013)

External links

Project 2014-1-PL01-KA200-003591